La biomasa en Colombia puede ser una gran oportunidad ante la nueva Ley de promoción de energías renovables. El nuevo contexto permitirá usar la biomasa residual y de cultivos energéticos para aportar calor de autoconsumo y hasta ofrecer electricidad renovable a la red.

El sector eléctrico en Colombia está mayormente dominado por generación de energia hidraulica (64% de la producción) y generación térmica (33%). No obstante, el gran potencial del país en nuevas tecnologias de energia renovable (principalmente eolica, solar y biomasa) apenas si ha sido explorado.

El sector eléctrico en Colombia está mayormente dominado por generación de energia hidraulica (64% de la producción) y generación térmica (33%). No obstante, el gran potencial del país en nuevas tecnologias de energia renovable (principalmente eolica, solar y biomasa) apenas si ha sido explorado.

El Marco Regulatorio para las Energías Renovables, consiste en reformas al Reglamento de la Ley General de Electricidad, que incentivará la generación de energía eléctrica utilizando recursos renovables en plantas conectadas a la red del distribuidor y sin condiciones de participar en el Mercado Mayorista de Electricidad.

Las centrales de biomasa para electricidad ya son muy viables comercialmente en todo el mundo

La ley de 2001 diseñada para promover energías alternas carece de disposiciones clave para lograr este objetivo, como, por ejemplo feed-in tariffs, y hasta ahora ha tenido muy poco impacto. Las grandes plantas de energía hidráulicay térmica dominan los planes de expansión actuales. La construcción de una línea de transmisión con Panama, que enlazará a Colombia con Centroamérica, ya está en marcha.

Algunos beneficios claros que prevé la ley de Colombia:

  1. Fondo Nacional para financiar parcial o totalmente programas y proyectos con energías renovables
  2. Se fijan incentivos a la investigación y desarrollo e inversión (hasta 50% de la renta durante 5 años).
  3. Incentivo impositivo con el IVA (exclusión de IVA para equipos, maquinaria, servicios nacionales o importados, etc)
  4. Incentivos arancerlarios en la importación de tecnología.
  5. Incentivos contable (depreciación acelerada de equipos).

Colombia tiene un gran potencial en biomasa de residuos agrícolas (banano, cascarilla de arroz, pulpa de café, y desperdicios de animales) pero se están realizando estudios con el bagazo de caña, puesto que este produce 1,5 millones de toneladas anuales. También se está estudiando la cascarilla de arroz que produce 457.000 toneladas al año. El potencial energético de la biomasa anual está estimado cerca de los 16 GWh, mucho menos que el 0.1% de la producción eléctrica actual. El potencial está distribuido como sigue:

  • 11,828 MWh/año de residuos agrícolas.
  • 2,649 MWh/año de bioetanol.
  • 698 MWh/año de los residuos de las zonas forestales naturales.
  • 658 MWh/año de biodiesel.
  • 442 MWh/año de los residuos de bosques plantados.

guinea-grass-tanzania

La biomasa residual y los “cultivos para energía”

En Colombia existen diversas zonas con potencial para aprovechamiento de residuos para calor y electricidad así como para producir pellets u otros materiales de interés. Literalmente, existen millones de hectáreas con alto potencial para una infinidad de alternativas incluyendo aquellos cultivos con sinergias para el sector azucarero como el pasto elefante pero también muchos cultivos leñosos de rápido crecimiento y plantaciones mixtas agroforestales de alta sostenibilidad que permiten la diversificación del riesgo empresario.

Utilizar biomasa sólida para generar calor y electricidad tiene enormes ventajas ya que el usuario puede “independizarse” de los precios de los combustibles y las tarifas que se esperan suban en casi todo el planeta. Por otra parte, los gobiernos, como en el caso de Colombia cada día tienden a dejar el subsidio a la energía fósil y le dan atención al fomento de las energías renovables. Entre ellas, una de las viables en América Latina es la biomasa.

La producción de electricidad con biomasa en Colombia requiere actualmente inversiones del orden de 1700 U$D por KW (ver fuente aquí) los cuales con la presente ley se podrán disminuir muy significativamente. En caso de realizarse co-generación (aplicación térmica y eléctrica) los beneficios son claramente mayores tanto en ahorro de emisiones como en menor costo de la electrcidad producida. 

El proyecto de ley en Colombia se puede leer aquí.

Más documentos de interés: