La biomasa en Argentina tiene precios competitivos desde hace un tiempo ya. Las subidas de precio del gas comienzan a hacer viable la producción de gas a partir de biomasa sólida cultivada y quitar dependencia de importaciones.

En Argentina las experiencias con biomasa sólida para producir energía renovable están ganando terreno. Recientemente diversas noticias muestran los enormes cambios y necesidades de energía de las industrias, las cuales para garantizar un suministro estable energético para sus procesos, comienzan a recurrir a la utilización de gasificadores pequeños y medianos para producir gas de síntesis con miras a producir energía.

¿Qué es la gasificación de la biomasa?

La Gasificación de la biomasa es un proceso termo-químico en el que la biomasa, normalmente de origen leñoso, es transformada en un gas combustible (conocido como syngas, gas de síntesis, gas pobre, gas de madera o gas de gasógeno). Se considera que el gas producido tiene un bajo o medio poder calorífico (1.000 – 3.000 kCal/ Nm3 ) si es comparado con el gas natural (9.000 kCal/m3), el butano (28.000 kCal/Nm3) o el hidrógeno (2.500 kCal/Nm3).

Gasificador del INTI para el proyecto en el Chaco (Argentina).

La biomasa se introduce por la parte superior del gasificador, desde donde desciende hacia la parte más estrecha del reactor. Se encuentra con el aire a temperatura elevada y la reacción de gasificación se inicia. Punto fuerte: la configuración geométrica del reactor permite obtener una elevada tasa de conversión de los productos de pirolisis y manejar una elevada presencia de alquitrán.

Carga de la biomasa: El sistema de carga de la biomasa se proyecta y construye en base al tipo de biomasa a emplear y a las exigencias logísticas del cliente. Es completamente automático, a partir de la tolva de almacenamiento. La humedad máxima admitida es del 20%, por lo que el sistema puede incorporar un proceso de secado para biomasa con humedad superior al 20%. Para obtener el secado se emplean los gases de escape del motor por lo que esta fase no incrementa los costes operativos.

Gasificación: El gasificador ha sido diseñado para funcionar en continuo, 24 h/día durante 8.000 horas/año. Transforma la biomasa en syngas con un poder calorífico medio de 1.200 kcal/kg.

Eliminación del residuo carbonoso: El gasificador está dotado de un sistema de rasqueta móvil y una doble válvula de guillotina para eliminar el residuos carbonoso pesado (>150 micron) del fondo del reactor.

Filtración y enfriamiento del syngas: El syngas sale del reactor a 500ºC, llevando con él las partículas más ligeras del residuo carbonoso (< 150 micron) y las cenizas contenidas en la biomasa. El syngas debe ser enfriado y lavado.

Las aplicaciones más importantes basadas en la gasificación las podemos dividir en cuatro áreas:

  • Calefacción: Producción de calor por medio de una caldera para usos industriales, residenciales o servicios.
  • Electricidad: Por medio de motores alternativos, turbinas de gas, turbinas de vapor, cogeneración, gasificación integrada en ciclo combinado – GICC y pilas de combustible, en la que el combustible es el hidrogeno obtenido a partir del gas generado en la gasificación).
  • Productos químicos: Gas de síntesis o producción de hidrógeno.
  • Transporte Mediante el uso del gas pobre directamente en un motor de combustión interna o del hidrógeno obtenido a partir del mismo.

Métete aquí para ver los 15 mayores gasificadores de biomasa del mundo.

La biomasa cultivada es más barata que transportar residuos y deforestar

Las distancias de países como Argentina, permiten concentrar en tierras marginales diversas opciones de cultivos lignocelulósicos que pueden generar gas de síntesis con uso industrial. Algunas alternativas las planteamos en esta sección dedicada a cultivos energéticos.

El cultivo de Miscanthus permite costos en torno a los 40 U$D por tonelada de materia seca (fardos con 15% de humedad puestos sobre un trailer) y bajos contenidos en cenizas.

Distintos ejemplos de gasificadores pequeños en países en desarrollo

Les dejamos algunos videos de ejemplos de gasificadores medianos y pequeños en muchos países