La producción de hidrógeno mediante el reformado fotocatalítico ha abierto un nuevo y prometedor horizonte. Investigadores de Reino Unido han demostrado la capacidad de la biomasa para obtener hidrógeno de una manera más económica y sostenible.